El envejecimiento es un proceso natural que todas las personas vamos a experimentar. Dentro de una década en España, las personas mayores de 75 años representarán el 30% del total de la población.

El envejecimiento siempre se ha asociado a un estado de deterioro y pérdida de capacidades físicas y mentales. Sin embargo, en las últimas décadas algo está cambiando. Los avances en sanidad y terapias de intervención con personas mayores están ayudando mucho a cambiar esta idea hacia una cultura positiva del envejecimiento.

En Me quedo en casa creemos que otro envejecimiento es posible. Un envejecimiento activo y saludable, donde las personas mayores sigan sintiéndose dueñas de su vida y con la mayor autonomía posible en sus hogares.