Ser persona mayor en el siglo XXI, supone envejecer en una sociedad de cambios acelerados e inesperados, algunos de los cuales afectan directamente al sujeto y al modelo relacional en el que las personas mayores fundamentaron su envejecimiento. Estos cambios son rápidos y las personas mayores normalmente no encuentran aquellos recursos necesarios o se encuentran con dificultades, para adaptarse a estas nuevas situaciones, que suponen, nuevos valores y nuevas maneras de ver la realidad.

La vejez, siempre se ha asociado a un estado de deterioro y pérdida de capacidades físicas y mentales. Sin embargo, la evolución de la sociedad actual, junto con los avances en sanidad y terapias de intervención con personas mayores, se ha conseguido un gran avance en relación a la calidad de vida en los países industrializados, estos avances están ayudando mucho a cambiar estas ideas hacia una cultura positiva del envejecimiento, sobre todo desde el surgimiento del concepto del Envejecimiento Activo.

Se entiende por Envejecimiento Activo, como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. El concepto de envejecimiento activo o vejez saludable incluye tres componentes principales: disminución del riesgo de padecer enfermedades o invalidez, tener un tono físico, funcional y cognitivo adecuado, y tener una participación activa en la sociedad.

Por ello, desde Cruz Blanca y Me quedo en Casa, nos planteamos actuaciones para favorecer la posibilidad de aprovechar este periodo de la vida, mediante el interés y el compromiso por proporcionar formación e información a las personas mayores, a la vez que se interviene con ellos para fomentar el envejecimiento activo y prevenir la dependencia.

Hay que entender el proceso de envejecimiento como una fase crucial de la evolución de la vida y no como sinónimo de decadencia o como un concepto negativo. Para ello, se hace necesario desterrar aquello estereotipos que están ligados al envejecimiento y  que suponen un escollo para vivir esta etapa en plenitud. Otro concepto importante, en relación a la formación, de Familiares y Personas Mayores en situación de Dependencia, es la relacionada con el Deterioro Cognitivo Leve. Se trata, por lo tanto,  de que las Personas Mayores y sus familiares puedan aprender conceptos básicos sobre la enfermedad de Alzheimer y otras formas frecuentes de demencia.

Es muy importante que aquellas personas mayores que viven en su domicilio, y sus familiares dispongan de nociones básicas y estrategias para detectar señales de alarma que puedan indicar el inicio de un deterioro. En la categoría Recursos de este Blog, ofreceremos información y recursos para que, familiares y profesionales involucrados con los mayores, tomen mejores decisiones.

Descárgate a la Guía de Envejecimiento Activo de Me quedo en casa pinchando en el siguiente enlace:

GUIA MEQUEDO EN CASA