Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) proporcionan, en principio, los mismos beneficios a las personas mayores que al resto de la población: acceso a la comunicación, información, ocio, servicios que desde internet facilitan la vida diaria e incluso servicios sociales o sanitarios prestados en el domicilio. Cualquier producto o servicio, independientemente de que su base sea tecnología o no, debe adaptarse a las necesidades y características de los usuarios, y es en este sentido en el que la edad es un factor más que puede (o no) afectar a la forma en que se utilizan o se eligen aquellos existentes en el mercado que se adaptan mejor a nuestras necesidades.

Para las Personas Mayores, el uso de las Nuevas Tecnologías supone un reto, que hace que se construya un muro de incapacidad entre estas personas y los aparatos tecnológicos y nunca acaben adquiriendo los conocimientos mínimos necesarios para usarlos.

Una prueba de que las nuevas tecnologías son un factor de riesgo de exclusión digital es que en España solo el 12% de los mayores de 55 años afirman haber accedido alguna vez a internet desde su teléfono móvil. La media europea está incluso un punto por debajo, de acuerdo con los datos del último informe sobre el desarrollo de la sociedad de la información de la Fundación Orange. Para salvar este rechazo generalizado de las Personas Mayores a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, existen investigaciones y avances que algunas empresas están empezando a poner en marcha.

Como consecuencia, cada vez hay más compañías telefónicas, que son conscientes de este problema, que llevan bastante tiempo ofreciendo mejoras y facilidades a las Personas Mayores. Existen compañías, que ofrecen cursos en sus tiendas para aprender a manejar los Smartphones, hasta la creación de terminales específicamente para Personas Mayores, con la finalidad de facilitar su uso. Estos móviles tienen características especiales como teclas y aplicaciones grandes, fáciles de ver, incluso mejoras en los altavoces para aquellas personas que padecen problemas de hipoacusia, etc.

Un ejemplo es Radio Me un dispositivo, que ha lanzado Movistar, para conectar a las Personas Mayores con sus familias a través de un programa que funciona con mensajería (tipo Whatsapp).

‘Radio Me’, se trata de un proyecto que introduce un teléfono Smartphone dentro de un aparato de radio tradicional. De este modo una persona mayor, acostumbrada a usar la radio podrá acostumbrarse a nuevas formas de comunicación, por ejemplo el popular Whatsapp, sin cambiar sus hábitos. Este avance, permite recibir y enviar mensajes instantáneos de voz mediante un aparato de uso intuitivo y sencillo (sólo tiene dos botones con luces), que se conecta con otros dispositivos a través de una conexión móvil, por lo que los amigos y familiares pueden interaccionar mediante su ‘smartphone’ tras descargarse una ‘app’.

RADIO ME ha sido utilizado de manera experimental por seis parejas de madres y padres hijas/os durante diez días, con unos resultados que han superado todas las expectativas en sólo ese pequeño espacio de tiempo.

Otro ejemplo del avance de la Tecnología para hacerles la vida más fácil a las Personas Mayores es Medisafe, una aplicación para tu móvil, para ayudarte a recordar cuando tienes que tomarte la medicación.

Con esta aplicación, las Personas Mayores Pueden:

  • Llevar tus medidas de peso, presión sanguínea, pulso, glucosa, temperatura, nivel de dolor, nivel de ánimo, recuento de pasos, calorías consumidas, triglicéridos, colesterol, entre otras.
  • Incluir notas, por ejemplo, síntomas.
  • Añadir citas médicas, con sus correspondientes recordatorios, dirección, horario, etc.
  • Consultar un informe sobre a qué hora tomaste la medicación cada día y si has tomado el 100%. Este informe además lo puedes enviar a tu médica o a una o un familiar.

En definitiva, hay que aceptar, que las Nuevas Tecnologías se configuran como un reto muy importante para las Personas Mayores, ya que el acceso de estas a las llamadas TIC´s, y mucho más en las pequeñas poblaciones, es muy pequeño o nulo. Sin embargo, también hay que destacar, que desde la perspectiva del Envejecimiento Activo, tanto las Tecnologías convencionales como las propias TIC´s, pueden servir como una herramienta muy importante de cara a una intervención centrada en mejorar el estado general de salud de las personas mayores, prevenir la aparición de nuevas enfermedades o problemáticas, relacionadas con la dependencia y por lo tanto ayudar a realizar una inclusión plena de este colectivo en la sociedad.