Higiene postural en el adulto mayor

Los problemas que padecen las personas mayores, como molestias de espalda, tensión en caderas y problemas cervicales vienen ocasionados por no tener una buena postura corporal.
Por este motivo es importante mejorar la higiene postural. Con ello, podremos aliviar tensiones acumuladas, repartir mejor el peso del cuerpo y reducir el dolor debido a una mala postura.
Existen unas normas básicas para algo tan sencillo como cuando caminamos, estamos de pie o sentados:

POSTURA CUANDO ESTAMOS DE PIE

  • Mantener la espalda recta en todo momento para que el peso esté bien repartido. Los pies estén alineados a la altura de los hombros y que la planta esté en contacto con el suelo.
  • La cabeza erguida así como el tórax, de esta forma, se reparte mejor la presión y el impacto que se realiza durante la marcha.
  • Los hombros deben estar relajados durante el paseo.
  • Use calzado cómodo y confortable.

POSTURA CUANDO ESTAMOS SENTADOS

  • Los pies estén apoyados en el suelo. Si no se pudiera, se deberá buscar una superficie elevada para apoyar los pies.
  • Las rodillas tienen que estar al mismo nivel de la cadera (ángulo de 90º).
  • La espalda debe estar apoyada en el respaldo de la silla.
  • Evitar cruzar las piernas.

POSTURA AL ACOSTARSE

  • Sentarse al borde de la cama, apoyar con los brazos y ayudarnos a elevar las piernas del suelo y colocarlas en la cama. Se haría de la misma forma si no se fuera independiente, pero nos ayudaría un familiar o cuidador.
  • Si dormimos boca arriba, podremos una almohada debajo de
    las rodillas. De esta manera la espalda queda relajada.
  • Si dormimos de costado, la columna queda bien alineada y el peso se reparte por todo el cuerpo. Pondríamos un cojín entre las dos rodillas para que las caderas queden alineadas (postura fetal).
  • Evitar la posición boca abajo. Esta postura modifica la curvatura de nuestra espalda y las cervicales estén siempre hacia un costado.
  • Uso de un buen colchón ( viscoelástico, látex, antiescaras) o cama articulada. La almohada debe ser baja, para que las cervicales descansen bien.